Bueno, por fín he tenido ocasión de probar Google Wave, y aunque la primera sensación es la de estar un poco perdido y que no hay demasiadas cosas por hacer, sólo es cuestión de que empecemos a utilizarlo para darnos cuenta de su auténtico potencial.
     Lo primero que vemos al acceder es una pantalla dividida en 3 columnas, 1 pequeña y dos más grandes, tal y como se puede apreciar en la primera imagen. En la de la izquierda, la más pequeña, encontramos dos ventanas: Navigation, mediante la cual nos moveremos entre la bandeja de entrada, el archivo y las diferentes carpetas que vayamos creando, y alguna cosilla más, y Contacts, que al igual que las otras dos no precisa de mucha explicación, pues es la ventana de contactos, los cuales podremos importar de cualquiera de nuestras cuentas de correo.
     Admite la importación de archivos CSV desde Outlook, Outlook
Express, Correo Yahoo!, Hotmail, Eudora y otras aplicaciones. También
admite la importación con el formato vCard desde aplicaciones como
la libreta de direcciones de Apple. Lógicamente, también podremos importar todos nuestros contactos de Gmail y, por ende, los de cualquier otro cliente de correo, cualquiera que sea (primero habría que importar los contactos a Gmail y luego los importaríamos con Wave)
     Nos permite ajustar el ancho de cada una de las columnas, así como minimizar cualquiera de las 4 ventanas, que pasan a estar disponibles en la parte de arriba en forma de botón, tal y como se aprecia en la segunda imagen.
     Sobre la funcionalidad de Google Wave, debo decir que en el momento de escribir esto hay varias cosillas que no funcionan como deberían. El fallo más habitual que se produce consiste en perder alguna ventana cuando cambiamos de pestaña en el navegador y luego regresamos, pero pulsando F5 se soluciona, al igual que algún que otro problema con las actualizaciones de las waves. Nada importante, en mi opinión.Y bueno, hay algunas cosas que no funcionan aun, como la opción de configuración, o la de adjuntar archivos. Si que permite, sin embargo, incrustar archivos de audio, video, etc, tal y como se puede ver en la tercera imagen:
     Tambien se puede ver que hay dos formas de responder en las waves: a la wave en general, o a una persona en particular. También podemos eliminar selectivamente las conversaciones que no nos interesen, u ocultar o mostrar las respuestas de una conversación aparte. Podemos iniciar una conversación tipo chat haciendo “ping” (dar un toque) a un usuario y pulsando Shift+Enter.
     Una advertencia: según palabras de Google “si se usa Google Wave para fines profesionales o de cierta importancia, debería realizarse un respaldo de la información por algún otro medio” ya que según dicen, el producto es algo inestable todavía y se podría llegar a producir alguna perdida de información (recordemos que se trata de una versión beta).
     Y bien, dicho todo esto, no me queda mucho más que añadir… sólo animar a quien esté indeciso a que lo pruebe, ya que me parece una herramienta muy útil tanto para disfrutar charlando y compartiendo cosas con tus amigos, como para colaborar en asuntos profesionales.
Y eso es todo, espero que le sea de utilidad a alguien 🙂 Cualquier
duda o si algo no se entiende, podeis dejar vuestro comentario o
mandarme un e-mail a luiggi@conectalo.es y respondere lo antes posible.
Salu2!