Frecuentemente nos encontramos con que tenemos que cablear distancias grandes, y símplemente no existe el tipo de cable deseado con la medida que buscamos. Disponemos de repetidores de señal y otros dispositivos y accesorios que nos permiten conservar, realimentar y, en definitiva, mejorar la calidad de la señal. Hasta aquí ninguna novedad, pero si bien es cierto que casi cualquier problema de este tipo tiene “facil” solución de la mano de un experto, también lo es que estas (las soluciones) suelen ser bastante más caras de lo que nos gustaría. Sin embargo, a veces el desconocimiento sobre algo nos lleva a realizar una inversión innecesaria y rebuscada cuando en realidad se puede resolver de forma mucho más simple. Así pues, en este artículo, voy a  tratar de exponer una serie de consejos sobre como aprovecharnos de recursos aparentemente inadecuados, para solucionar de manera económica y fiable nuestro problema, aunque en algunos casos ya adelanto que no existen soluciones económicas. Pero las soluciones son como las meigas, que haberlas haylas.

Para muestra, un botón: un cable serie permite, por normativa, una longitud máxima de 15 metros. Podemos sin embargo realizar tiradas de 100 metros e incluso más, con un solo tramo de cable, y sin necesidad de ningún tipo de repetidor, obteniendo una calidad de recepción incluso mejor que con un cable estándar. ¿Como? Por ejemplo, aprovechando las capacidades de algún cable de características superiores y que a la vez sea de bajo coste, como el cable UTP/FTP CAT5E/CAT6 (los típicos cables de red que usamos para conectar el router y nuestros equipos, sin ir más lejos). Veamos qué necesitaríamos y cuanto nos costaría montar un “cable serie de 100 metros”: Necesitaríamos dos conectores como el de la foto (a menos que seamos unos apasionados del soldador) ya que nos permitiran algo tan simple como coger un cable de red ya hecho, de la
distancia que precisemos; en principio son 100 metros, pero conozco casos de tiradas de más de 100 metros (y menos de 150) que funcionan correctamente). Y todo a un coste ínfimo, ya que este tipo de adaptadores son muy económicos. También existen en formato RJ11 lo cual nos puede venir muy bien en caso de que precisemos de un cable más delgado, aunque sólo en caso de que no necesitemos más de 2 pares de hilos.

__________________________________________________________________________________

El cable UTP/FTP puede servirnos también para trasmitir otros tipos de señal, como por ejemplo audio y video. Por un precio económico podremos, por ejemplo, realizar tiradas de cable de 400 metros para transmitir vídeo compuesto a todo color, o de 600 metros si es en blanco y negro. Más allá de aquí las posibilidades se multiplican y entramos en consideraciones que abarcan más de lo que pretende este artículo, pero baste con saber que se puede transmitir Audio y Video, TANTO ANALOGICO COMO DIGITAL a través de cable UTP/FTP, aunque lógicamente en algunos casos, no todos, vamos a necesitar dispositivos que no son para nada de consumo, y que pueden alcanzar precios elevados.

__________________________________________________________________________________

Los cable VGA también suelen gastar malas pasadas cuando se precisa cubrir distancias que vayan más allá de los 5 metros que indica la normativa. Sin embargo, existen cables de mayor calidad que nos permiten cubrir sin problemas distancias de hasta 35 metros símplemente usando cables de alta calidad. Para distancias mayores usaremos otras soluciones, como los extensores KVM por UTP (Una vez más el cable UTP se convierte en nuestro aliado para solucionarnos la papeleta). El de la foto transporta VGA, teclado y ratón hasta 150 metros de distancia, pero existen modelos que se adaptan a cualquier necesidad.

__________________________________________________________________________________

Otros cables que suelen plantear problemas de distancia son los USB y los Firewire. USB, por normativa, permite 5 metros de longitud en un solo cable, y Firewire 4,5 metros. En ambos casos, existen extensores pasivos, habitualmente de 5 metros, que nos permiten encadenar uno o más de ellos a nuestro cable original, realimentando la señal e incrementando así la distancia del cable. Sin embargo, dado que son elementos totalmente pasivos, hay una pérdida de tensión inevitable e irrecuperable que nos va a condicionar a usar un máximo de 3 o 4 extensores (algunos fabricantes dicen que su extensor soporta hasta 5, pero a un servidor nunca le han funcionado más de 4), dependiendo del modelo. Este accesorio puede sernos muy útil en algunos casos, pero en otros no nos servirá absolutamente para nada. Por ejemplo, si debemos conectar un dispositivo que precise recibir alimentación a través del cable, no nos servirán; si se trata de una distacia muy larga (más allá de 20 o 25 metros) tampoco. Para estos casos, podremos recurrir de nuevo a extensores que usan cable UTP CAT5E/CAT6. Sin embargo, en esta ocasión, y sobre todo en el caso de Firewire, el precio se dispara un poco, ya que fácilmente un extensor que nos permita cubrir 70 metros con cable cat5E nos puede costar sobre 400-500 euros. Su equivalente USB puede encontrarse por menos de 100 euros. En el caso de USB también podemos encontrar extensores inalámbricos, pero debemos tener en cuenta que habrá dispositivos que no seran capaces de funcionar correctamente con ellos, además de que necesitaremos tener un enchufe donde queramos usarlo.
Existen también extensores por fibra óptica, tanto Firewire como USB, que permiten cubrir distancias de más de 1 km, pero dado su precio sería conveniente que nos preguntaramos si realmente necesitamos que sea una conexión directa.
__________________________________________________________________________________

Y eso es todo, espero que le sea de utilidad a alguien 🙂 Cualquier
duda o si algo no se entiende, podeis dejar vuestro comentario o
mandarme un e-mail a info@conectalo.com y responderé lo antes posible.
Salu2!