Hace unos días Alfonso Alcántara, una de esas personas a las que siempre me gusta tener en mi timeline (en su caso porque dice muchas cosas que, como en esta ocasión, me hacen reflexionar), dijo algo cuyas palabras exactas no recuerdo, pero el mensaje que recibí era que “lo correcto es seguir siempre a la gente que te sigue”. Le respondí que no estaba de acuerdo, aunque tampoco recuerdo exactamente las palabras. En todo caso, mi respuesta era algo como “¿Por qué debo seguir a alguien que (es un supuesto) no me aporta nada?“.
     No recibí respuesta, pero ya he comprendido el mensaje de Alfonso; y me he decidido escribir sobre ello porque creo que muchísima gente está en el mismo error: creer que lo que lees en Twitter, tu timeline, es necesariamente lo que están diciendo todos tus seguidores. Si es así, es lógico pensar “los que no me interesan no los pongo”. Esta creencia es errónea, puesto que lo que nosotros queramos leer lo podemos definir de manera absolutamente precisa usando una o más listas, según nos interese, y usando la que precisemos en cada momento. Un ejemplo tonto: Si yo tengo 10 seguidores pero sólo me interesa “seguir” lo que dicen 5 de ellos, puedo crearme una lista con esos 5 y, en vez de usar la pantalla principal, “seguir” la lista.
     Aparte de la enorme ventaja directa de no leer información que no nos interesa o, mejor dicho, que en ese momento no buscamos, hay otra cuestión importante: Si no devolvemos un follow, ese seguidor no podrá enviarnos nunca un DM. A algunos no les importa demasiado, aunque seguro que si les dieran a elegir, preferirían ser seguidos también; pero hay otros a quienes, por decirlo de un modo suave, no les sienta bien.
De todas formas esta es sólo mi opinión, y agradecería especialmente cualquier comentario que cualquiera quiera hacerme al respecto. Y nada más, espero que le pueda ser útil a alguien! 😉
     Salu2!!