Este post va especialmente  dirigido a aquellas personas que, teniendo un trabajo como asalariado en la empresa “Z”, en ocasiones se preguntan si deberían establecerse por su cuenta, o iniciar algún tipo de “actividad paralela”. No seré yo quien les diga si deben hacerlo o no, pero sí les diré algo:

Un blog potenciará tu negocio

Un blog potenciará tu negocio

Hoy en día, es fácil y está al alcance de prácticamente cualquiera tener un blog. Todo el software necesario se puede obtener de forma gratuita, con lo cual lo único que se necesita es tiempo y/o ayuda para ponerlo en marcha. A estas alturas prácticamente cualquiera sabe lo que es un blog , e incluso much@s tienen uno o varios. Pero una cosa es tener un blog para compartir lo que nos apetezca en nuestro día a día, y otra muy distinta es hacerlo con intención de “usarlo” para fines concretos. En ese caso, deberías tener muy claro qué quieres conseguir. Deberías decidir de qué vas a hablar en él y con qué objetivos, a qué tipo de gente te quieres dirigir… Un ejemplo:  el señor X tiene una tienda de zapatos, hace unos meses puso en marcha una web de venta online que no acaba de ir del todo bien. ¿Le puede servir un blog para potenciar su negocio? Sin duda. ¿A quién se va a dirigir? A cualquiera que sea susceptible de llevar zapatos, bambas, botas, mocasines, o cualquier otro tipo de calzado de los que vende el señor X en su tienda. ¿De qué deberá hablar en él? Pues de cualquier cosa que pueda interesar a los demás, La palabra "blog" escrita poniendo los dedos en determinado modorelacionada con el mundo del calzado. Puede publicar noticias de interés, hablar de las propiedades de los calzados de tal o cual marca… También podrá usarlo para publicitar sus productos (un ejemplo dentro del ejemplo: el señor Y vende en su zapatería una marca de botas para señora con unas cualidades excepcionales para [ponga aquí lo que más le apetezca]. Si el señor Y escribe un reportaje en su blog sobre esas fantásticas botas, es muy posible que las personas que lo lean se interesen por ellas. Si alguien que las ha comprado y está satisfecho con ellas lee el reportaje, es posible que deje un comentario tipo “yo compré unas y estoy encantada, porque son una maravilla y bla bla bla…”. Ese tipo de comentarios valen su peso en oro, pues si un cliente, ajeno a tu negocio, alaba tu producto y le dice a los demás que le gusta, eso es positivo; si encima lo hace en tu blog, donde varias personas lo pueden ver cada día, eso es la leche! Pero eso no es todo… el señor Y, muy avispado él, ha puesto unos botones para compartir en Twitter y Facebook los artículos de su blog, y resulta que cada vez que alguien comparte su post en facebook o Twitter obtiene varios RTs… 2, 4, 7… un día obtuvo 45 RTs y 61 Megusta en poco más de media hora! Lo cierto es que el señor Y está vendiendo más botas de esas a través de la web que en su propia tienda física de toda la vida. Resulta casi increible que poner en marcha el blog no le llevara más que una tarde… Bueno, sí, debe dedicar algo de tiempo a escribir y a relacionarse con sus seguidores en Twitter y Facebook, pero asegura que le recompensa con creces. Y no menos increíble resulta que no tuvo que invertir ni un euro para ponerlo todo en marcha… Que cosas ¿no?) <<—- ¿Recuerdas dónde empezaba este paréntesis? Con algo de suerte, podría ser el paréntesis más largo de la historia de los blogs. 🙂

En resumen, si tienes intención de establecerte por tu cuenta algún día, un blog te puede servir por ejemplo para que la gente te vaya conociendo, vea lo que sabes hacer, cuáles son tus habilidades, etc… Si consigues crear una pequeña (o no tan pequeña) comunidad interesada en lo que sea que publiques, el día que decidas emprender algo relacionado con ello te resultará mucho más fácil, pues recibirás apoyo. Llegado el momento, no empezarás de cero. Que empieces de 1, de 4, o de 7 dependerá de tu esfuerzo y habilidad, y un poquito de la suerte, pero no empezarás de 0.

<<Cada vez que alguien lee un post que le gusta y no deja un comentario, el Diablo mata un gatito>>

Otros posts que quizá te interesen:

-“¿Vale la pena tener tu propio blog?”

-“Crear un blog con Blogger”

-“Promociona tu blog en BoosterBlog”

-“Comprar un dominio en Internet. Por qué, Cuándo, Cómo y Dónde.”